sábado, 16 de octubre de 2010

Desde tu alta torre

En tu escueta figura

brilla, y en sordo ruido

de tus formas al andar, mi locura,

un rumor de pasos que son sonido

un rumor de violines

y claras gaitas celtas.

Qué pacíficas, disonantes sones

cuando tus altas botas

pisan con leve fuerza

sobre mi pobre corazón pausado.

viernes, 18 de junio de 2010

Poesía es la historia que se esconde tras las letras.

domingo, 16 de mayo de 2010

Las campanas

Estás tan rígida y tan muerta, y
tus ojos tocan, en una playa desierta,
las campanas, fúnebres, funestas,
que anuncian la muerte
de alguien a quien yo
quise.

Estás cantando a la vida eterna
en un páramo escondido, no queda
ni espacio ni tiempo para fiesta
alguien se ha ido, tú,
un mundo... Más bien dos:
adiós.

La eternidad

Yo soñaba con gasolina,
con arder infinitamente,
quemándome en el agua,
ahogándome en tus llamas.

Con una botella de insulina
te sigo mentalmente.
Con un plato de oxígeno:
te esperaré en mi cama.

Me voy a quemar, ahora.
Es mejor que consumirse
para siempre, eternamente.

domingo, 9 de mayo de 2010

Volver a caer

Te la había prometido, y mis promesas las cumplo siempre.
Es para ti.


Cayendo a esta altura,
estando en el aire,
libre e inerte, eres
imperceptible y dura
a los ojos de mi alma.

A la luz de una farola
cantas canciones sordas,
saltando de una a otra,
que suenan en mi cabeza...
Eres un rumor de olas.

viernes, 30 de abril de 2010

Grita

Grita mi nombre y surge
del mundanal ruido.
Escapa de tu carcel
y mira tus ojos azules.

Grita mi nombre, amor,
pues sin remedio, ni
solución, tornarás
a sufrir sin tu calor.

Grita mi nombre, puede
que te escuche, tú
y yo que nos conocemos
desde siempre.

domingo, 18 de abril de 2010

Sin sangre en el cuerpo

Si desaparezco,de mí ningún
rastro quedará, mas una flecha
de amor en mis manos sangrará;
¡Qué pena más grande y más
liviana, en mis hojas, en mi
tallo y en mis flores blancas!

Desapareceré, y mañana por la
noche, mientras pensamos en
todo y en nada me olvidarás.
Mudo, absorto y sin palabras,
sin querer recordar u olvidarte,
en una mañana fresca me diré:

¡De dónde viene tanta sangre!

sábado, 17 de abril de 2010

Cuando mi alma esté,
causa del tiempo,
próxima a expirar,
alguién llorará.
y el día que muera
algún Requiem sonará.

¿Qué de esas lágrimas
será, adónde caerán?
Podeis llorar por mí:
Hoy, podeis llorar.

martes, 6 de abril de 2010

Recuerdos, tormento.

Poema escrito y largo tiempo olvidado, encontrado en el anverso de una página de un antiguo poemario.

Las fotos que nos hicimos
corriendo a tu cabeza llamarán...
Del día que nos vimos
las palabras con el viento volarán.

Las fotos que nunca nos hicimos
tu cabeza atormentarán...
Las veces que nos besaremos
que ya nunca existirán.

domingo, 4 de abril de 2010

"Lo peor de todo no es que pase algo; lo peor es saber que va a pasar y no poder hacer nada por evitarlo, ni tener siquiera derecho a hacerlo."

sábado, 3 de abril de 2010

En penumbras

Entre penumbras me hallo,
pues hoy no sale el sol.
Mas si mañana se eleva,
dime, ¿qué hago yo?

Tu pared de madreselva
está cubierta, o no.
¡que yo eso no lo sé¡,
dime, ¿qué hago yo?

Y si el mañana no depara
nada para mí en el amor,
ni vuelvo a oírte hablar,
dime, ¿qué haré yo?
"Idealismo es la capacidad de ver a las personas como podrían ser si no fueran como son".

Curt Goetz

jueves, 1 de abril de 2010

Entresábanas

Bajo mi balcón asoma
el devenir, mi vida.
En la ventana llama una
paloma.

Meditabundo y cabizbajo,
tumbado, aturdido, y
sin darme cuenta veo
cómo me deshojo.

Pienso en lobos, aúllo,
pierdo pie sin querer.
En mis sábanas...
No puedo pensar.

Bajo la luz de una vela,
apago mi orgullo,
imagino, deseo...
Y me consumo.

Como tú

Como las golondrinas,
o los hijos de Bécquer.
Como el cielo:
tan azul que duele.

Como un día nublado
en el mar, ahogado.
Como el agua:
tan azul que duele.

Como un pie quebrado,
para siempre... ¿Olvidado?
Como tú:
¡tan azul que duele!

viernes, 26 de marzo de 2010

El caminante sobre el mar de nubes

Me inspira tanto y tantas cosas esta simple imagen... Se trata de un cuadro de Friedrich, que hasta hace poco desconocía. No me interesa en absoluto la interpretación estándar que suela darse a este cuadro, ni las características físicas, ni si es una acuarela o un óleo. Tampoco me interesa si pertenece al Romanticismo (en este caso sí) o si es una obra manierista o gótica. Pocos cuadros llegan a trasmitirme algo, por leve que sea.

El caminante aparece sobre un risco de piedra, oscuro, y solitario. No está realmente solo. Observa, resignado, una masa amorfa, como quien mira momentos antes una catástrofe que sabe que no va a poder remediar en ninguno de los casos. Es una posición dominante, sí, pero también atormentada. La amargura del que se siente solo entre sus propios amigos, del que se siente apesadumbrado por no poder hacer nada por remediarlo. Admira a los que pueden disfrutar de las cosas sencillas de la vida. Él no puede, es algo más que eso. Una vez que superas la maldita barrera que te permite pensar realmente en la vida, en la muerte, y adónde lleva todo, es imposible de cerrar. Una astilla se clava en el suelo impidiendo cerrar la puerta, y así la llave de la felicidad se pierde para siempre.

Algoritmos

¿Qué es la vida, sino
una flor que se marchita
como presa de la ira?

Amanece

Fiel espejo del camino recorrido,
hoja de papel al viento
que vuela.

Rojizo amanecer del sinsentido,
oscuro tren sin luces
ni bandera.

Tú, ellos, en torno al árbol caído,
que agonizante,
desespera.

Amargo el puñal clavado,
en mi pecho, abatido:
Hoy no vale la pena.

miércoles, 17 de febrero de 2010

Bajo el cielo azul

Si miro arriba,
al cielo, azul:
bajo la lluvia
un beso amado.

Si miro arriba,
de noche, la luna:
el recuerdo de
una ciudad cercana.

Si te observo, abstraído,
el áureo destello
del fugaz sueño
se vuelve para siempre.

Enero se hace agosto
cuando me miras,
y tus ojos son
mi mundo.

Una definición...

Poesía no son tres versos más o menos bien escritos, sino lo que inspira algunos, a menudo mal escritos, porque sin esa inspiración no existirían nunca. Realmente no importa lo que quiera transmitir el poeta, sino lo que transmite al que los lee. Por lo tanto, es absurdo tratar de interpretar unos versos según tal autor, porque lo realmente interesante es la sensación o sentimiento que provoca en el lector, y éste, según sus vivencias o recuerdos propios, recibirá de una forma u otra el poema.
Poesía no es la que se publica en un poemario, siquiera en una revista de algún interés. Poesía es la que se escribe inspirado por alguna razón, de forma humana o no, por cualquier amante anónimo. Poesía es la que muere olvidada en un cajón cualquiera del escritorio del poeta sin nombre ni apellido, la que bellamente se deteriora escrita en la libreta de bolsillo.

Al fin y al cabo, ¿qué es poesía?
Como decía Bécquer, Poesía… Eres tú.

viernes, 12 de febrero de 2010

Y aullo a la luna

Yo no tengo la culpa
de querer
soñar con la Luna.

Deseo inalcanzable,
fuego fatuo
que todo desfigura.

Ni tengo la culpa
ni quiero curarme
si soy culpable
de querer a la Luna.

Dos mundos

Dos miradas y un gesto,
dos gritos en mi mundo
de truenos y tormentas.

Dos hilos que se cruzan
en el aire,
cuando vuela la cometa.

Dos mundos paralelos,
que se besan,
pero nunca se unirán.

¿Qué sé yo,
qué sabes tú?...
¡Qué sabe nadie!